CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


sábado, diciembre 12, 2009

LA ESCUPIDERA DE CH"IN KUEI







Cada mañana, cuando desayuno suelo pedir, junto con el Cola-Cao, media tostá.
Nunca pido nada para untarle, eso que me ahorro, porque conforme escucho las noticias del día, voy rebañando “la manteca” que van soltando los políticos y funcionarios deshonestos. Para almorzar, actúo de igual manera, sólo me frío unas cuantas papas, conecto el televisor a la hora del telediario, y voy pinchando los “chorizos” televisados, a discreción. Convendrán ustedes conmigo, que cuando llega la cena, mi estómago, que sigue sin convenio, ha trabajado a destajo para desintegrar la manteca y los chorizos, por lo que, justamente, se rebela y me presenta su dimisión irrevocable, hasta mañana.
Es por él, por mi estómago, por lo que nunca veo el telediario por las noches.
Necesita descansar. Lo paradójico de todo este menú, es que somos nosotros mismos, quienes elegimos a quienes nos van a robar, ladrones a la carta podríamos llamarle. Como desahogo a tanta ignominia, les propongo acudir a la sabiduría china. A principios del siglo pasado, Ch”in Kuei, era un funcionario oriental aborrecido por sus conciudadanos debido a sus continuos atropellos. Hartos de que utilizase su cargo público para dar rienda suelta a sus abusos, idearon, para aliviar su repulsión hacia él, ponerle su nombre a una escupidera. De esta ingeniosa forma, el pueblo se aliviaba, cada vez que escupía en la salivadera con su nombre, hasta el punto que se decía voy a escupir en una Ch”in Kuei, en vez de en una escupidera. Pues ya saben, terapia anticorrupción al canto. Con los años que nos costó sacar el orinal de debajo de la cama y ahora vamos a tener que volver a él. En fin, háganse ustedes con media docena de escupideras, y bautícenlas con su corrupto favorito. ¿Cómo ? ¿ Qué son pocas…? Pues no se priven, yo ya he empezado : puafff…zetanito, puaffff…menganito , puafff, puafff, puafff…., jodeeerrr, como relaja esto. Pero beban criaturas, tengan cuidado e ingieran líquido abundantemente, porque hay días en que uno se de deshidrataría echando escupitajos nominativos.

3 comentarios:

Anónimo dijo...

y cuando escupen los furbolistas,en quien se están cagando?jeje, porque vaya forma de expulsar awita.

Loles dijo...

Con lo que nos ha costado aprender a ser limpios usando el clínex, estos desalmados, nos van a llevar hacer cosas que ya habíamos superado, aquí a la escupidera le llamamos tibien orinal, así que a usarla.

Saludos

Tintito dijo...

Amigo Manolo, ayer encontré otra forma de catarsis en internet, sencillamente mandarlos a el carajo. Si te apetece, pásate por mi blog y te cuento.

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...