CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


martes, abril 06, 2010

ENTREVISTA A MARIBEL MONTAÑO

Cuando algunos medios de comunicación sevillanos elevan a la categoría de noticia, lo que no es otra cosa que una circunstancia personal, comienza lo que, eufemísticamente, algunos denominan el juego político, que en tantas ocasiones se convierte en una campaña de juego sucio y descrédito personal. En este momento, nada importa ya la circunstancia que originó todo este tsunami de opiniones encontradas, lo que toma valor, es la erosión que se pretende provocar en la imagen pública de una persona que trabaja en la política.

Puede que haya que dar varios pasos hacia atrás y salirse del centro del problema, para poder ser lo más objetivo posible, puede que la perspectiva del tiempo ponga a cada uno o en su lugar, o puede que, como dijo Nietzsche, los hechos no existan, sólo las interpretaciones. Hemos intentado hacer un poco de todo esto para que, Maribel Montaño, nos ofrezca su lectura de los acontecimientos.

P.- ¿Por qué un tema, intrascendente políticamente, acaba acaparando columnas enteras en varios medios de comunicación sevillanos, adquiriendo la categoría de noticia, cuando era algo que pertenecía al ámbito personal?

MARIBEL-Tengo que admitir que me ha sorprendido muchísimo todo lo que ha ocurrido en relación a este asunto de la Cabalgata de Reyes Magos de Carmona. Comprendo perfectamente que a muchos miembros de la Peña de la Giraldilla no les gustase que la Junta Directiva me pidiera que representara al rey Gaspar, por ser mujer, por no verme una persona adecuada o por otras razones. Comprendo además que a muchos de ellos les molestara bastante que no quisiera ponerme barba y comprendo también que se sintieran molestos cuando decidí renunciar por el ambiente generado en contra por parte de los denominados “Católicos de Carmona”. Pero creo que muy pocos socios de la Giraldilla deben sentirse en estos días satisfechos y orgullosos de haber tratado con tanto ensañamiento y agresividad a una paisana. Me parece muy bien que la Junta traslade por carta a los socios lo que le parezca oportuno y que cada cual opine lo que crea conveniente, pero, ¿qué razón hay para ir a un Pleno del Ayuntamiento de Sevilla a repartir esa carta a toda la prensa sevillana y andaluza, con la intención de que la publiquen, buscando con saña mi descrédito personal y político?
Muchas personas pensarán que he exigido a la Giraldilla que me pague mi vestuario habitual aprovechándome de una pobre Asociación. Nada más lejos de la realidad. Acepté ocupar el puesto de rey Gaspar, pero desde el primer momento dejé claro que no me pondría barba y que buscaría a través de patrocinios los fondos necesarios para hacer frente a los gastos. Esto lo conocía la Peña y el resto de los miembros de la Cabalgata, incluyendo a mis compañeros Reyes. Así lo hice y todo lo di a la Peña, un total de 9000€ en metálico o especies, la mayor parte después de renunciar a salir y pensando que así ayudaba a la Giraldilla y beneficiaba a mi pueblo. Acordé con el Presidente que los gastos que ya había hecho de telas y adornos para todo el cortejo de más de 140 personas se abonarían con parte de esa recaudación, pero después la Peña debió pensar que necesitaba esos recursos para otro destino y finalmente di el asunto por zanjado. Pero la Peña parece que no, y un mes después convierte este tema en una polémica que lamento mucho, igual que creo que lo lamentan muchos carmonenses y carmonensas que creen que no nos estamos haciendo ningún favor.

P.- El político, por deformación profesional, es alguien que pocas veces, o ninguna vez, reconoce haberse equivocado, al menos públicamente. ¿Maribel es de las que maquilla sus equivocaciones, o apecha con sus errores? ¿ En qué se ha equivocado Maribel, políticamente ? ¿Y en qué ha acertado ?

MARIBEL-Me he equivocado en muchas ocasiones en mi vida, en decisiones personales y en decisiones públicas y creo que es un ejercicio muy saludable de humildad el reconocerlo públicamente sobre todo para dar oportunidad a enmendar errores. En esta ocasión me he equivocado de plano y es justo que lo reconozca. No debí aceptar el nombramiento de la Giraldilla, aunque sea un honor que continúo agradeciendo. Debía haber valorado mejor las consecuencias, pero consideré que no podía rechazar un ofrecimiento así, porque me arriesgaba a que se entendiera como un desaire que en absoluto quiero hacerle a nadie en mi pueblo. La decisión de no llevar barba, manifestada desde el mismo momento en que la Peña vino a mi casa a comunicarme su decisión, es por supuesto opinable, habrá quién la vea bien y habrá otras muchas personas que no la entiendan o no la compartan, pero no la considero un error por mi parte, al tomarla y comunicarla creo que fui coherente con lo que pienso y lo que defiendo. No obligaría a un hombre a vestirse en público de mujer si no quiere. En cualquier caso recomendaría la lectura de un artículo de Antonio Burgos publicado en ABC, que en su habitual tono insultante, se mofa sin piedad de mí, y asegura que hasta los muertos se hubieran levantado de sus tumbas para reírse a carcajadas del espectáculo de verme con barba. Se lamenta de no haber podido disfrutar de semejante espectáculo. Parece que lo que muchos esperaban de mí, es que pusiera el dinero (varios millones de pesetas, buscándolos donde fuera), que me pusiera la barba y que pusiera buena cara ante las críticas generalizadas. No se si esto es lo que Carmona le exige a todos los que hemos nacido en ella.

P.- ¿Compensa trabajar en la política, si tienes tu vida privada bajo una permanente lupa que agranda y distorsiona el más nimio hecho?

MARIBEL-Desde mi punto de vista compensa trabajar en política a aquellas personas que tenemos pasión por lo público y por la transformación a mejor de nuestra vida en común. A la política hay que llegar llorado y saber que estás viviendo tu vida, también la personal, también tus errores, como si estuvieras en un escaparate. A veces es injusto. Sin ánimo de ofender a nadie, ni siquiera a “Los católicos de Carmona” que recogieron firmas contra mi nombramiento y distribuyeron pasquines por las casas y en la Red, comprendo al Papa cuando se ha quejado en estos días de las acusaciones de pederastia, alegando que no todos los curas son violadores de niños. En efecto, es injusto, como lo es también que personas de mi pueblo me acusen de asesina de niños por defender el aborto que es legal en España desde hace 20 años, o de asesina de ancianos, por defender la eutanasia cuando no me he referido en mi vida a ella. Es injusto vivir en una sociedad así y trabajo todos los días por que el respeto a los demás sea una condición indispensable de nuestra vida en común.

P.- Si pudiera cambiar algo de todo lo ocurrido, ¿que sería?

MARIBEL-Lo cambiaría todo desde el principio, desde la llamada que el Presidente de la Giraldilla me hizo la noche antes de que la Junta votara a los Reyes Magos. Ignoraba por completo que mi nombre estuviera entre los propuestos pero debí pedirle en ese momento que lo retirara y todos nos habríamos ahorrado muchos problemas. Desde luego yo, pero también la Peña, muchos de cuyos socios no tienen ahora un buen sabor de boca por lo que ha ocurrido. Pero creo que es más positivo mirar al futuro, prefiero pensar en la Peña de la Giraldilla como una Asociación Cultural muy importante en Carmona, con más de 60 años a sus espaldas, a la que han pertenecido como socios mis padres y ahora mis hermanos y otras muchísimas personas sensatas y buenas, que quieren a su pueblo y a su Peña y que no ven bien la utilización política y el lamentable espectáculo público que su Junta actual a mi juicio, ha propiciado.

P.- La desinformación es más poderosa que la información, por su maleabilidad, por su plasticidad. Esta, la desinformación, es un arma muy rentable que suelen utilizar a menudo los políticos que hacen de voceros. ¿Contra eso, qué? ¿Cómo percibes tú que estamos, en general, la gente de tu pueblo, ¿informados o desinformados?

MARIBEL-. Hemos tenido un ejemplo en Carmona de utilización política de la desinformación que es bien claro. Ha habido personas que me han criticado públicamente con mucha rapidez, antes de informarse. A una de ellas mi hijo le envío una nota mía de explicación que hice pública en la Red. Su respuesta fue curiosa, alegaba que la política es así, que muchas veces es indecente, que me preguntara a mí para que se lo explicara. Le contesté a mi hijo, que la política no es así, que la hacen así algunas personas. Le expliqué que si la Giraldilla hubiera elegido por ejemplo, a Mª José Gavira, miembro del PP, como Rey a mí me hubiera alegrado mucho, y si ella hubiera decidido salir sin barba, yo la hubiera apoyado en público y si ella, por no tener los recursos suficientes hubiera acudido al patrocinio, yo la hubiera ayudado y la habría aplaudido por las calles de mi pueblo, como la primera mujer que sale de Rey Mago. La política no es una actividad indecente, la hacen así algunos. Eso le contesté a mi hijo. Confío en que eso lo aprendan también todos nuestros hijos e hijas, para que construyamos una convivencia mejor.

P.- Por último, Maribel, ¿quieres añadir algo más?

MARIBEL-Me gustaría añadir que a muchas de las personas que han participado en este desagradable asunto, las he atendido en mi casa, en otros lugares o por teléfono porque me han pedido favores, generalmente un puesto de trabajo para ellos o sus hijos y en otras ocasiones alguna gestión que necesitaban. Unas veces he podido dar solución a lo que me pedían y otras veces, desgraciadamente no, y bien que lo he sentido. He visto cómo algunas de ellas han dado a la prensa datos tergiversados con la intención de dañarme, otras han escrito comentarios hirientes en la Red, otras han recogido muy activamente firmas acusándome de asesinato, y otras muchas me han hecho llegar su apoyo y aliento en unas circunstancias difíciles. A todas las personas que viven en mi pueblo les sigo manteniendo mi puerta y mi teléfono abierto para lo que necesiten, aunque a veces no lo pueda conseguir.

Claudio Magris, escribió en “La historia no ha terminado”, que el mundo ha cambiado en los últimos 20 ó 30 años más que en los siglos V y VI enteros. Carmona, evidentemente, no está al margen de todos esos cambios. Que una mujer sea Rey Mago será algo normal de aquí a poco, sin necesidad de posiciones enfrentadas. Esperemos que, de aquí a poco, también, sólo sean válidos los votos obtenidos con el discurso, la formación, y la trayectoria profesional de los candidatos, quedando anulados los votos obtenidos mediante la utilización de la vida privada de los adversarios políticos.

Desde aquí, apostamos por un seguro entendimiento entre la Junta de la Giraldilla, y Maribel Montaño, por la única razón de que el origen de sus relaciones fue un proyecto, común e ilusionante, para el pueblo al que ambos quieren servir. El resto son afluentes pobres que nada aportan al verdadero caudal.

2 comentarios:

Tintito dijo...

No podrá encontrar Maribel un mejor sitio al que conceder esta entrevista...Enhorabuena Manolo.

Tintito dijo...

La casa de Maribel ha aparecido llena de pintadas. El señor Ezequiel García en su web denomina tal acto como "vandalismo". Creo que nada tiene que ver un acto como este, totalmente premeditado, con el vandalismo callejero. Con esto no se consigue más que almibarar un delito muy grave, aunque en parte tiene razón, todos sabemos como actúan hoy en día los jovenes y este tipo de actos parecen más propios de nuevas generaciones carmonenses que de personas adultas.

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...