CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


domingo, enero 26, 2014

CINCO CENTÍMETROS POR SEGUNDO



Aunque parezca el título de una película porno, nada más lejos de la realidad. Cinco centímetros por segundo, es la velocidad a la que caen los pétalos de las flores de los cerezos. Tal es la obsesión por computarlo todo que, hasta las más azarosas pautas de la madre naturaleza, son encorsetadas por los maestros del control, los nipones. Sería saludable que calibrásemos todo de una forma más humana, y menos matemática, más romántica y menos digital. Buscar nuestras propias mediciones, demostrando que no necesitamos ningún tic-tac para comprender que: los besos imborrables son aquellos que duran una mirada. Que un paseo ocupa el mismo tiempo que las veinte caladas que necesita un cigarro para dejar de existir. Que los enfados no deben invadir ni un segundo de los silencios que suceden a las disputas. Que ni el paro debiera ser el único okupa de nuestros días, ni el trabajo, un ratero que nos hurte la compañía de la gente que queremos. Que las mejores conversaciones son las que duran el mismo tiempo que una botella de buen vino compartida. Que los sueños son alas si viven lo justo, pero si malviven demasiadas lunas, acaban siendo ancla. Que inclinar la cabeza dure el tiempo necesario para firmar la paz, pero hay que erguirla de inmediato, para recuperar la vertical dignidad. Que cocinemos la vida a golpe de puñaditos, pizcas, y mihitas, y no de gramos, centímetros o segundos. Que las lágrimas sirvan para deshacer los suspiros, sin que nunca superen el largo de las sonrisas. Que una mentira no respire más allá de los labios que la emiten. Que la vida no sea una sucesión de cumpleaños, ni siquiera de consecuciones: ya tengo el coche, ya tengo la casa, ya tengo el fondo de inversión, ya tengo el segundo coche…así hasta ya no tengo nada. Que la existencia no sea un recuento, sino un aquí estoy, respirando, contigo y con los míos.

No hay comentarios:

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...