CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


martes, julio 03, 2018

La pelambrera de Trump


Dicen los chinos que nuestros pensamientos son los que mandan. Los psicólogos opinan que nuestras actuaciones obedecen a nuestras reflexiones, y nuestras abuelas sentencian que todo está en el "tejao". Yo creo que existe la posibilidad de que los orientales no tengan toda la razón, incluso admito que los psicólogos puedan errar en sus juicios, pero las abuelas no, las abuelas nunca se equivocan, lo que ellas dicen va a misa.


Dicho esto, y a la vista de la pelambrera que Donald tiene en el "tejao", no ha lugar otro diagnóstico para Trump. Está loco el probe. Es imposible que bajo esas greñas puedan gestarse ideas sanas. Esa mata de pelo no la arregla ni "El peine del viento" de Chillida. Él mismo no quiere verse en esta foto, y va y cierra los ojos, lo que no hace más que certificar el dictamen: huye de la realidad.
Hubo otras cabezas enmarañadas y famosas: el sempiterno encrespado de Einstein o las revueltas madejas de Beethoven, pero ambos supieron reconducir creatívamente sus mechones y tupés imposibles. Pero este mal nacido, lejos de reinsertar su pelaje, lo deja a la incertidumbre de sus "avenates".
No sabemos si Llongueras, o algún otro insigne "arreglapelambres" querría hacerle un corte de pelo una noche de luna llena para mejorar ese pelaje.
Aunque muchos de sus votantes piensan que, como a Sansón, si le tocamos los rizos, perdería toda su fuerza. Mientras tanto, y mientras llegan las nuevas elecciones, que Eolo, el dios del viento, le siga por todos los rincones y sople fuerte, más fuerte, más fuerte...a ver si despeinado se siente un mortal más.
Manolo Martínez

No hay comentarios:

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...