CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


martes, julio 25, 2017

"Dos cocodrilos y un destino"












El verano del año pasado estaba yo de obras. Construí un tragaluz en un muro cargado de años que me provocó alguna que otra indigestión. Hoy, día de Santiago, un año justo después, he acabado la faena. Ha quedado preciosa mi nueva ventana, tanto que cada día me asomo a ella nada más levantarme porque solo me permite ver cosas hermosas.
Para celebrarlo me he regalado a mi mismo muchas horas disfrutando de  mi pasión, escribir. Ya está acabada esta faena también.




Mi nuevo libro se llama "Dos cocodrilos y un destino".

Me encantaría compartirlo con quien quiera. Podéis pedírmelo a mi correo electrónico:

martinezmanolo63@hotmail.com

ó a mi teléfono 646-83-15-74.

Su precio es de 7, 69 euros


Buena música


lunes, julio 24, 2017

"Serrantdo" Julio



Cuando te sobrepasa el trabajo, o las tareas domésticas, o todo un poco, no hay nada como gritar con Kiko: "¡Cállate, cállate, cállate...que me desesperaaasss!", y luego, sin solución de continuidad, escuchar la templada voz del maestro. Este señor es patrimonio de nuestro bienestar. Deberíamos subirle a los altares del buen karma, por la "carma" que nos da. Escucharle te aporta las misma serotonina que una caricia y una sonrisa.

viernes, julio 21, 2017

Yo quiero bailar así


Hay gente privilegiada. Una de ellas era el vocalista de Fórmula V. ¡Qué manera de moverse!
Escalofríos entran de volverlo a ver. Esos pies...ni Fred  Astaire...Yo quiero bailar así.

miércoles, julio 19, 2017

De parte de Paco Castejón


Esta canción me la sugirió hace tiempo Paco Castejón, compañero de coro en la Peña El Búcaro. Perdona la tardanza, Paco, y por favor, no dejes de asesorarme musicalmente, es un privilegio tener acceso a tu memoria y archivo de vinilos.

lunes, julio 17, 2017

A los niños no nos gusta el jazz


Cuando era un niño esto era para mí música rara. ¿Jazz? No, música rara, de gente rara.
Cuando era un niño un guiso de papas era un castigo, o mejor dicho, un suplicio.
Cuando era un niño el silencio me asustaba. Quería bullicio, jaleo.
Cuando era un niño me gustaba el verano, el calor, vivir en la calle más que en la casa.
Cuando era un niño sentía más que pensaba.
Cuando era un niño era un niño.
Hoy, que no soy un niño, me emociono escuchando a Ella Fitzgerald, paladeo un guiso de papas como el mejor de los manjares, necesito tiempos de silencio, espero ansioso el acogedor invierno,
y pienso casi más que siento, esto  último quizás sea lo peor de crecer, porque no hay nada más importante ni gratificante que sentir más y pensar menos.

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...