CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


martes, julio 25, 2017

"Dos cocodrilos y un destino"












El verano del año pasado estaba yo de obras. Construí un tragaluz en un muro cargado de años que me provocó alguna que otra indigestión. Hoy, día de Santiago, un año justo después, he acabado la faena. Ha quedado preciosa mi nueva ventana, tanto que cada día me asomo a ella nada más levantarme porque solo me permite ver cosas hermosas.
Para celebrarlo me he regalado a mi mismo muchas horas disfrutando de  mi pasión, escribir. Ya está acabada esta faena también.




Mi nuevo libro se llama "Dos cocodrilos y un destino".

Me encantaría compartirlo con quien quiera. Podéis pedírmelo a mi correo electrónico:

martinezmanolo63@hotmail.com

ó a mi teléfono 646-83-15-74.

Su precio es de 7, 69 euros


Buena música


lunes, julio 24, 2017

"Serrantdo" Julio



Cuando te sobrepasa el trabajo, o las tareas domésticas, o todo un poco, no hay nada como gritar con Kiko: "¡Cállate, cállate, cállate...que me desesperaaasss!", y luego, sin solución de continuidad, escuchar la templada voz del maestro. Este señor es patrimonio de nuestro bienestar. Deberíamos subirle a los altares del buen karma, por la "carma" que nos da. Escucharle te aporta las misma serotonina que una caricia y una sonrisa.

viernes, julio 21, 2017

Yo quiero bailar así


Hay gente privilegiada. Una de ellas era el vocalista de Fórmula V. ¡Qué manera de moverse!
Escalofríos entran de volverlo a ver. Esos pies...ni Fred  Astaire...Yo quiero bailar así.

miércoles, julio 19, 2017

De parte de Paco Castejón


Esta canción me la sugirió hace tiempo Paco Castejón, compañero de coro en la Peña El Búcaro. Perdona la tardanza, Paco, y por favor, no dejes de asesorarme musicalmente, es un privilegio tener acceso a tu memoria y archivo de vinilos.

lunes, julio 17, 2017

A los niños no nos gusta el jazz


Cuando era un niño esto era para mí música rara. ¿Jazz? No, música rara, de gente rara.
Cuando era un niño un guiso de papas era un castigo, o mejor dicho, un suplicio.
Cuando era un niño el silencio me asustaba. Quería bullicio, jaleo.
Cuando era un niño me gustaba el verano, el calor, vivir en la calle más que en la casa.
Cuando era un niño sentía más que pensaba.
Cuando era un niño era un niño.
Hoy, que no soy un niño, me emociono escuchando a Ella Fitzgerald, paladeo un guiso de papas como el mejor de los manjares, necesito tiempos de silencio, espero ansioso el acogedor invierno,
y pienso casi más que siento, esto  último quizás sea lo peor de crecer, porque no hay nada más importante ni gratificante que sentir más y pensar menos.

viernes, julio 14, 2017

EL OMBLIGO DEL MUNDO (O UNA VIDA GENIAL)


Todos hemos pretendido ser el obligo del mundo en algún momento de nuestras vidas, es normal.
Cuando nacemos, el llanto nos erige en ese ombligo. Todos deben estar pendiente nuestra, o lloramos.
Ya de niños, seguimos queriendo que el mundo gire a nuestro alrededor, y a golpe de rabietas conseguimos otro tanto importante de nuestras aspiraciones. En la adolescencia nos creemos dioses inmortales, todo lo tenemos a golpe de intro, o nos frustramos. Hay que llamar la atención con 16 años como sea, y esto es así desde los tiempos de Poncio Pilatos. Ahora bien el problema real viene cuando no sabemos dónde poner el finiquito a esa absurdo  anhelo de ser el ombligo del mundo. Hay quienes no se resignan a pasar el relevo a otras prioridades: las responsabilidades del adulto. Se les va la vida persiguiendo ese inexistente trono, ese querer a toda costa ser el centro de todas las miradas, dejándose por el camino la hermosura del día a día, de la bella rutina. Uffff....deber ser agotador.

Es cierto, todos queremos una vida genial, pero, como cantaba John Lennon: "La vida es aquello que te pasa mientras estás ocupado haciendo otros planes"

jueves, julio 13, 2017

Así cualquiera



El otro día entré en una peluquería de Low Cost en el barrio de Triana. Cuando dí los buenos días nadie me contestó, entre otras cosas porque allí no había nadie. Repetí el saludo alzando la voz, anunciando mi presencia, y entonces salió un señor lleno de rizos y vestido de negro. Les reproduzco el diálogo:

- Buenos días.
- Buenos días. Venía a pelarme
- Claro. Ahí tiene usted un asiento 

Me senté delante de un espejo, mientras el señor se acercó y me puso la capa de corte, grande y negra, como la del conde Drácula. Luego, el mismo señor, se sentó detrás mía y abrió una revista que empezó a hojear. Yo le miraba a través del espejo a la espera de que apareciera alguien y me metiera mano. Me refiero a que me pelara,claro. Pasado unos minutos, y después de girar mis ojos como los de la niña del exorcista en busca del pelador o peladora, le espeté:

- Disculpe. ¿Quien me va a pelar?
- Usted
- Perdón...
- Que usted puede empezar a pelarse cuando quiera.
- No le entiendo
- Mire usted delante suya. ¿Ve usted unas tijeras sobre la mesita?
-Sí
- ¿Y un peine al lado?
- También
- Pues cuando usted quiera puede empezar  pelarse. Esto es Low Cost. Le proporcionamos el local, el espejo, el instrumental (tijeras, peines, capas de peluquería, aire acondicionado...). ¿Cuál es el problema? No querrá que, por 3 euros por servicio, pague yo un profesional, con su nómina y su seguro...

miércoles, julio 12, 2017

A la noche se le fue la mano


Los pactos con el diablo existen. Ana Belén es la prueba. Japuta ¿Es el bótox, el bisturí, el amor incondicional de Víctor Manuel, o escuchar en los atardeceres "El abuelo fué piacoooooo". No lo sabemos, pero ahí está María del Pilar, incorrupta como una santa a la que venerar, con 66 años, o lo que es lo mismo, más de 24.000 lunas en sus dientes, que haberlos haylos. Desde que protagonizó Zampo y yo, no es que haya llovido, es que ha habido un cambio climático. Pero...¡qué bien canta!

martes, julio 11, 2017

Los veranos con formato de vinilo. Phil Collins


Recuerdos con formato de vinilo: la Alameda de Curro Elías y Alfonso XIII, la discoteca de la Gloria de Juan y Pérez, las jarras de cervezas heladas de La Herradura, Grease, calcetines blancos, los primeros besillos con lengua, la Democracia, los veranos de los 70...la cándida adolescencia de la que habla Meryl Streep en Memorias de África...y vuelta a empezar, revivimos la adolescencia en la de nuestros hijos. Veranos sin Alameda, sin pena ni Gloria, sin calcetines, sin gente en las calles...no todo mejora con los años. Los adolescentes de hoy han ganado en aires acondicionados hasta en la sopa, pero se perdieron los bailes lentos. Cambiaron los arrumacos por los aquitepilloaquitemato, y su lenguaje es intro-intro-intro...

jueves, julio 06, 2017

Las cuatro y diez y el petricor


Por fin llegó el petricor, que así es como se llama ese aroma inconfundible a tierra mojada. Parecía que ya no volverían las hermosísimas tormentas de verano pero, como nada es para siempre, aquí están de nuevo, para acallar a los faltos de fé. Según la mitología griega este olor tan característico que el agua esparce en el aire tras una época sin lluvias, es la esencia que corre por las venas de los dioses, claro, por eso huele tan bien. A ver si Aloha, o Carrefour, consiguen dioses para embotellar su desangrado, y si no, comercializar la sustancia química que, según los científicos es la verdadera causante del perfume en cuestión, la geosmina. Bienvenida seas, vengas de dónde vengas, porque ha sido un placer reencontrarte.

miércoles, julio 05, 2017

Debajo del BBV





Dónde hoy está el BBV, estaba hace años el mejor bar del mundo, Gamero. Dónde hoy te sacan el hígado en forma de hipoteca, hace años te ofrecían el mejor hígado a la plancha de Carmona. Dónde hoy te sientas y te cogen por los...(para dejar la nómina troceada en letras para el coche, la casa, o los estudios de los niños), hace años te sentabas para comerte los que hoy te cogen, pero a la bechamel. Y debajo de aquel templo de buenos caldos y mejores viandas, había un apartado donde las parejas se "comían"...y luego, hacían lo mismo con las tapas. Yo tuve una novia que siempre ponía esta hermosa canción de Art Garfunkel en una sinfonola que allí vivía. Hoy la recuerdo con mucho cariño (a la sinfonola digo)

lunes, julio 03, 2017

Desde Punta Umbría, de parte de Rozalén


Feliz lunes desde Punta Umbría. ¿Qué hacéis ahí? La vida esta aquí. Playa, cruzcampo helada, coquinas, piscina, otra cruzcampo, un cigarrito, una de chocos fritos, piscina, un tinto de verano, otro cigarrito, piscina, siesta, playa, café helado, paseo, helado, piscina, ducha, cena, baile...sacabó el día.¡Qué estrés!
También podría leer, o ver la tele, o escuchar música, o correr...pero eso no son vacaciones ni ná.

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...