CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


domingo, septiembre 26, 2010

LA SACRISTÍA

Escondida del bullicioso bregar que palpita en la plaza de abastos, la Sacristía tutela en embotellado orden, los caldos imprescindibles para que llevemos a cabo ese sacrificio tabernario, al que nos sometemos los adversarios de la misantropía.
Son los duendes que nacen por la angostura de un grifo, abandonando media docena de úteros de noble madera, quienes propician que las palabras, como patinadores locos, se deslicen por el mostrador de mármol , y vayan, y vengan , a la espera de ser dichas por cualquier boca que las adopte durante ese milagro diario de la tertulia .
Aquí, el muérdago bajo el que se besan los amantes, se mudó en un arco de jarrillos de lata que une, y desune, la taberna y la trastienda . Los mejores clientes dicen haber visto a los trasgos tabernarios darse mimos bajo esta ojiva de hojalata.

¿Quién le dice que no a tres niños, orejones y clonados, que habitan en las alturas de las estanterías? A su diestra, las imágenes de nuestra semana santa hacen una perenne estación de penitencia en una pared amarilla albero. Esos albañiles, llamados segundos, que construyen el tiempo, se permutan en la sacristía por una medida más sabia, la de los tragos:

- Ahora mismo voy, Mary, en cuanto me tome esta cerveza.

...y mientras la pizarra nos receta las novedades culinarias, urdimos un akelarre, de humo de tabaco y conversación pausada, enmarcado en un paisaje tabernario tan de antaño, que no sabemos si pagarle a Pepe en euros o en maravedíes.

domingo, septiembre 19, 2010

LOS PALOS DEL SOMBRAJO Y ROMA

Se te caen los palos del sombrajo cuando lees que, a Mourinho, el entrenador del Real Madrid, le lavan los trajes con agua de río escocés. El dislate lo recoge una de esas revistas que te ofrecen, las compañías aéreas, para que pienses en cualquier cosa, menos que estás, a unos diez kilómetros, de que tu meada toque tierra. Vamos, como de aquí al Viso, pero p”arriba.
Se te caen los palos del sombrajo, cuando comprobamos como, paradójicamente, la ignorancia nos convierte en políglotas. Ante el torpedeo del recepcionista del hotel, del camarero, o del dependiente de la tienda de souvenirs, uno se defiende, y saca sus armas: plis, mersí,, arrivederci, yesterday, domani, garsón, non capito…escupimos, sin solución de continuidad, y sin coherencia, vocablos aprendidos en los anuncios. En una pizzería escuché: _ ¿Birra, signore?
...y el signore, contestó:
- Mmmmm…oui…, non…, dúe arrivederci, plís.
Colosal, tres en uno. En vez de cerveza, el hombre quería dos adiós, pero ,además, utilizó tres idiomas para cuatro palabras.
Pero cuando, de verdad, se me cayeron todos los palos, si es que quedaba todavía alguno, del sombrajo, fue cuando visité ese imperio de la fé, que es El Vaticano. Imposible obviar su anatomía interior, su esqueleto de oro, plata, mármol y madera. Improbable no contabilizar el Baldaquino de bronce macizo, la Pietá de Miguel Angel, el abrazo columnado de Bernini , o la espectacular Cúpula de Miguel Angel, Fontana y Della Porta. Por todo esto, me apunto al carro de Martín Lutero, en su Tesis número 56 cuando escribe: “Los tesoros de la iglesia, de donde el Papa distribuye las indulgencias, no son ni suficientemente mencionados ni conocidos entre el pueblo de Dios”. Insostenible la comunión entre el discurso eclesiástico y aquel patrimonio, sea cual sea su génesis.
Menos mal, que tanta belleza no acaba en San Pietro, si no que te sigue robando miradas, por cualquiera de las piazzas y vías romanas, bajo el, incesante cotilleo de las omnipresentes fuentes.

domingo, septiembre 12, 2010

Buenos dias,

" Como un gato tendido,
  nos vigila tu ropa
  al final de la cama "                    
                               (L. G. M.)


sábado, septiembre 11, 2010

A MANUELA

Aunque Manuela nunca fue al colegio, porque sus padres no la llevaron,  ella siempre se las apañó para salir adelante. Sumisa donde las haya, jamás rechista ni sale de su casa. Introvertida, hasta rozar lo patológico, no sabe lo que es hablar con un desconocido. Manuela nunca ha pisado una taberna, ni una discoteca, ni siquiera ha ido a votar. Como dirían los machistas, es una hembra de las de antes, una joya. Su carácter reservado, casi huidizo, la hace pasear  en silencio en compañía de doña soledad. Juntas persiguen los últimos rayos de sol  de la tarde. De cuando en cuando, suspenden la  excursión y observan a su alrededor. Supongo que meditan sobre lo observado, y reemprenden su camino.  Es dócil y dulce, no habla por no molestar. Trabajar no ha trabajado nunca. Ella dice que como para comer tiene...y comer, come muy poco. Demasiado poco. Estoy pensando en llevarla al psicólogo. Hay temporadas en la que pasa días enteros sin probar bocado, ¿tendrá anorexia?. El perfil lo da: insegura, dependiente, cohibida...Nunca le he conocido varón a su lado. Su rostro delata su aburrimiento. Ni fuma, ni bebe ...ni siquiera ve la tele. Al menos asiste a clases de Taichi, o eso creo, cuando la veo  andar con esa parsimonia casi de protocolo. Seguro que le hará bien salir de su ostracismo. Aunque, dada su edad, tampoco espero grandes cambios. Ignoro lo que piensa, y eso me apena. Yo querría que se desahogara conmigo. Para eso están los amigos, pero ella masculla y rumia sus problemas. Y calla. Siempre calla. Que mal político sería... o qué bueno, según se mire. Mentir no nos iba a mentir, pongo mi mano en el fuego por ella. Dicen que la sabiduría se refleja más en lo que se silencia, que en lo que se expresa. De ser así, no  existe nadie más erudito que Manuela. Últimamente casi ni me mira. No sé si andará  enfadada porque no la invito al cine. Pero como yo le he dicho... “para lo que hay que ver, mejor nos quedamos en casa...” Su  rostro arrugado y  sus ojillos saltones investigan la vida cada día, sin prisas. Pero tiene tan bien adiestrados los músculos de su cara, que no encontramos ninguna traducción en sus facciones. No se la ve triste, ni alegre. La indiferencia maquilla los pliegues de su piel que denotan los muchos años vividos. Lo mismo le da que España gane al Baloncesto, que el Betis permanezca en segunda. Hay veces que me desespera ese estoicismo de andar por casa. Pero me contengo y la dejo en paz. Ya quedan pocas tortugas como mi Manuela.

domingo, septiembre 05, 2010

JOSE LUIS MANCERA EXPONE EN LA CASA DE LOS BRIONES


         José Luís Mancera Jiménez, expone su obra pictórica, en el patio central de la Casa de los Briones. Podrá visitarse dicho evento desde el 6 de septiembre  hasta el 30 de septiembre.
       Dicha actividad se encuadra dentro del Verano Cultural de 2010.
       El mejor aval de la calidad de sus cuadros, es la acogida, que los mismos, han obtenido siempre entre los numerosos hogares carmonenses, y de  fuera de la ciudad, que disfrutan de  alguna creación suya. 
    
      No se pierdan este magnífico paseo por Carmona a través del arte de Jose Luís Mancera.

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...