CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


martes, julio 04, 2006

YA ESTA AQUI EL VERANO , ¡ JODEEER...!


Los meses discurren lentos , pausados , con una parsimonia exasperaste.Aún así , una lluvia de grados , nos anuncian por fin l’arrivée del estío . Et voilà , ya está aquí el vendedor de ilusiones, el buhonero y el mercachifle que promete trocarnos el martillo , el palaustre , el ordenador o el tractor por un nuevo rol efímero .
Seremos RODRIGUEZ , durante quince días con sus quince noches . Heredamos , ipso facto , camas sin hacer , escobas , tendederos preñados de sábanas , calcetines y calzoncillos , y una cocina traicionera , desagradecida , que multiplica por generación espontánea : cáscaras , botes vacíos, papeles, vasos platos , cubiertos sucios , que nos miran descarados y nos gritan :

- ¿ A qué esperas , a que venga Harry Potter?

En el lote heredado se incluyen dos niños sin instrucciones de uso .El mayor es un niño-muelle que nos llama papá , sin dejar de saltar de la cama al suelo , del suelo al sofá , del sofá a nuestra espalda. Y así hasta que esa santa impagable que es la noche , nos regala silencio , sosiego y paz , haciendo que amaine la tormenta emocional.
Apenas han pasado 4 días ,y por primera vez – y sin que sirva de precedente- , añoramos el rostro del jefe . Sus benditas órdenes y demandas nos parecen , en la perspectiva , un coro celestial que entona un mantra infinito : ¿ hicistes esto ? , ¿ acabastes aquello? , necesito lo otro , dame eso… Y tú, comparando las tareas hogareñas heredadas y quincenales, piensas en tu jefe , y haces un rezo de aquel bolero que decía “ …si tu me dices ven , lo dejo todo “
Pero seamos positivos . Disfrutemos del descanso . Además , si nuestras medias naranjas pueden con todo 11 meses y medio , ¿ vamos a ser nosotros menos 15 días de nada?.
Mirando la noche en lontananza , unas tareas domésticas no deben ser ningún óbice , como para padecer un oprobio .Hay tiempo para todo . Total para hacer tres camas, vestir dos ñiños , preparar el desayuno, recoger la cocina , poner una lavadora , vaciar el tendedero , y planchar una par de camisas y media docena de pantalones…luego un barridito al salón , ¿ y a la calle ? La calle se la dejamos a Limancar . Ya nos queda menos. Paseamos una fregona escurrida por el cuarto de baño y recogemos la ropa sucia del cesto. Hacemos un alto para cambiarle el pañal al pequeño , y prestarle atención al mayor que nos llama hace dos horas porque se aburre.
Salimos a comprar la fruta , carne y verdura. ¡ Ah, que no se nos olvide , la lejía, el puntomatic y el suavizante! Y el limpiacristales . Esto está chupao .
Que no se nos olvide coserle el botón del pantalón – los próximos los compro con velcro- .Con una bayeta humedecida , aliviamos de polvo el televisor , la mesa-camilla , las 6 sillas y la estantería-librería .
Entretanto hemos abierto 10 veces la puerta de casa para negarnos , verbigracia , a ser socios del Círculo de Lectores , o a comprar mostachones de Utrera , o a comprar la última Enciclopedia Universal … Hemos atendido el teléfono, para decirle a la parienta que todo va sobre ruedas, mientras el hijo mayor , dispara litros y litros de agua sobre las paredes y el sofá con su pistola de agua .Colgamos el teléfono y conminamos a nuestro pistolero a rellenar una página de Vacaciones Santillana , porque nuestros hijos , como todos , son muy listos ,lo que pasan es que no quieren…
Y de fondo escuchamos , verbigracia , a Iñaki Gabilondo y sus tertulianos , repetirnos lo fácil que es vencer el estrés. Sólo es cuestión de controlar nuestra respiración y nos adentramos en el sugerente mundo del autocontrol , del pensamiento positivo…Tú inspiras…y espiras. Inspiras…y espiras… En cada inspiración , el niño te ha reclamado 10 veces , y en cada espiración ha sonado el teléfono , el reloj que te avisa para que “apartes” las lentejas – el que quiere las toma , y casi todos las dejan- y el timbre del microondas y de la puerta se han sumado ecuánimes a las espiraciones .
Nos vamos al cursillo de natación , almorzamos, recogemos y la merienda.
Cuando estás guardando el último vaso que quedaba en la encimera de la cocina, el primogénito te increpa :
- Papá , ¿ hoy cenamos ?

Y tú , resignado , abres el frigorífico y le ofreces un yogurth desnatado , diciéndole :

- Hoy ayunamos , que es muy sano para el estómago y para el
Espíritu .

Tras el yogurt , inspiras …y ¿ de dónde sacas fuerzas para espirar…?

SANTAS QUE SOIS UNAS SANTAS .

( martinezmanolo63@hotmail.com )

1 comentario:

García Serrano dijo...

Me alegro de que hayas abierto esta blog (COPIÓN). Ahora puedo tener tus artículos cuando quiera, a un click de mi ratón.

Felicidades, por tus escritos.

Te leo.

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...