CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


domingo, septiembre 16, 2007

MIEDO





















El miedo nos persigue desde que nacemos .
Miedo al primer guantazo de la matrona , al primer día de escuela , a los exámenes , al no de tu padre , al no de tu novia , al no de los reyes magos ...o miedo al sí del profesor , al sí del jefe , al sí de tu mujer , al sí de Hacienda .
Miedo a la rutina y miedo a lo extraordinario. Miedo al trabajo , pero también al paro .
Frankestein y Drácula formaban parte de nuestros terrores infantiles , hoy las hipotecas y los bancos , sustituyen a ambos.
Pavor a descender a segunda . Pánico a los 40 grados a la sombra .
Se dice que el miedo es un arma para la supervivencia ,( siempre y cuando no pase a ser el motor de la vida ) . Actuar , pensar o hablar no debieran estar gobernados por el miedo a...
Y sin embargo , lo utilizamos continuamente , para educar a nuestros hijos :
¡ No entres ahí que está la bruja ¡ ,( cuando es la bruja la que le teme a él. )
Lo usamos para intentar tener firmes y sumisos a los trabajadores : Esto es lo que hay , tengo 200 como tú esperando en las colas del INEM , ( también mentira porque la mayoría de los que llamas de esas “enormes” colas están siempre trabajando , o simplemente no trabajan con las condiciones que tú padeces . )
Para conseguir votos , como votes a zetanito , esto va a ser el fin de España , ( embuste gordo , “ su España “ desapareció hace más de 100 años con los últimos de Filipinas . )

Menos mal que las ciencias avanzan que es una barbaridad , y un tal Glen Shumyatsky ( da recelo pronunciar este apellido ) , ha descubierto un gen vinculado al miedo , abriendo así las puertas a nuevos medios para vencerlo . Así , que de aquí a poco tiempo , con 2 comprimidos de “miedosín” antes de las comidas , podrás ver “ El Silencio de los Corderos “ y descojonarte de risa , o decirle a tu parienta : Hoy no saco la basura , sin que te tiemblen las piernas , o viajar en avión sentado en una de las alas , o acariciar una serpiente , como si de la melena de tu amada se tratara ( no seas ambiguo , jodido...) , o de irte a Chipiona el puente de Agosto , o de decirle al fanfarrón del tercio : quillo , que no me importa tu vida , que me la traen al fresco tus joyas y tu fortuna , que yo salgo de copas con los amigos para divertirme , no para llevarte la Contabilidad , o de buscar todas y cada una de las “ s ” y todas las “c” mal situadas por el señor Lopera , o de gritarle al maître de aquel restaurante de postín , que me intentó engañar en la cuenta el Viernes Santo : al ladrón , al ladrón ... , claro , que si grito muy fuerte esto último , media España corre detrás de la otra media . Pó vámonos pa Marbella. Brasil....la , la , la , la ... Brasil....

3 comentarios:

José Manuel dijo...

Cierto, miedo a todo. Pero, ¿qué ocurriría si de realmente pudiera hacerse desaparecer este estado anímico que nos ayuda a crecer, tanto en lo personal como en lo laboral?. O, en otras palabras, ¿seguiríamos creciendo, autoafirmándonos cada vez más, superándonos?; ¿o seguiríamos como niños o niñas toda la vida?. Curioso.

Serrano dijo...

La tarde es gris y la tristeza
del cielo se abre como una boca de muerto.
Tiene mi corazón un llanto de princesa
olvidada en el fondo de un palacio desierto.

Tengo miedo -Y me siento tan cansado y pequeño
que reflojo la tarde sin meditar en ella.
(En mi cabeza enferma no ha de caber un sueño
así como en el cielo no ha cabido una estrella.)

Sin embargo en mis ojos una pregunta existe
y hay un grito en mi boca que mi boca no grita.
¡No hay oído en la tierra que oiga mi queja triste
abandonada en medio de la tierra infinita!

Se muere el universo de una calma agonía
sin la fiesta del Sol o el crepúsculo verde.
Agoniza Saturno como una pena mía,
la Tierra es una fruta negra que el cielo muerde.

Y por la vastedad del vacío van ciegas
las nubes de la tarde, como barcas perdidas
que escondieran estrellas rotas en sus bodegas.

Y la muerte del mundo cae sobre mi vida.


Pablo Neruda.

José Manuel dijo...

El miedo es parte de la vida, de nuestro crecimiento.
El miedo, junto a su antagónico, la alegría, nos causa placer, nos hace vivir más intensamente. Ardua tarea dominarlo, reconducirlo hacia nuestro crecimiento como personas. Pero, cuando se consigue, ¿no es grande la satisfacción sentida?¿Queremos prescindir de tan noble sentimiento? Yo creo que no.

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...