CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


domingo, julio 19, 2009

LOS PIELES ROJAS


Muchos piensan que las vacaciones no son tal, si no nos ensartan, como a un pincho moruno, con una sombrilla de playa, nos rebozan con sal y arena, y desde las 12 de la mañana hasta las 8 de la noche (una peoná), nos convertimos en pieles rojas, dándonos vuelta y vuelta después de que nos hayan untado con el ketchup antiquemaduras.

Yo, por acallar mi borreguismo, me he llevado los pieles rojas de mi hijo pequeño, a mis vacaciones sin playa, donde los ha plantado como si fueran cebollinos. Cada tarde, mientras me tomaba el café, me gustaba observarlos allí, sembrados junto a las hortensias, bajo los 20º del norte, y pensar, que a esa misma hora, otros muchos pieles rojas yacían en las playas, enharinados o enarenados, bajo los 35 ó 40º, imagen esta última que me llevaba al borde de la lipotimia. No sólo de arena y sal vive el hombre.

Las fotos que aquí cuelgo van, desde la espectacular vista de “ Los Cubos de la Memoria” en la playa de LLanes, hasta una visita al parque de Cabárcenos, una reserva natural construida sobre unas antiguas minas, dotadas de un hermosísimo paisaje.

Y desde unas magníficas reproducciones de dinosaurios, fruto de un regalo de cumpleaños de unos padres soñadores, en Viveda, hasta una ruta por el Valle de Cabuérniga, que te inunda los sentidos con sus inacabables bosques verdes, y te somete a la paz de unas carreteras sin tráfico, que recorren pequeñísimos pueblos con nombres de cuentos : Cabezón de la Sal, Ruente, Terán, Selores, Renedo, Correpoco y Bárcena la Mayor. Este último, publicitado en Cantabria como el pueblo más antiguo de España. Desconozco si ese título es real o sólo marketing, pero su enclave, sus calles empedradas por las que pasean las vacas libremente, y sobre todo, la ausencia total de tráfico (está prohibido el acceso de todo tipo de vehículos al pueblo), hacen de él un lugar mágico.

El día que tuve que hacer las maletas para volver a… la realidad, mi hijo me preguntó qué me pasaba, que tenía “ mu mala cara”. Sin mi consentimiento, dibujó mi semblante desencajado sobre un globo. Dicen que los niños, y los borrachos dicen ( y dibujan), la verdad. Llevo quince días bebiendo cerveza sin parar, pero no me sale una verdad. A ver, voy a probar otra vez,….qué va, que no me sale.



































































3 comentarios:

karcomen dijo...

siento que se hayan terminado las vacaciones, pero lo bueno dura poco, del norte me gusta casi todo, incluida las hortensias, clima, las viandas, la tranquilidad para pasear sin este bullisio del por aqui, saludos,

pudiste ir a cudillero?

laportademanolomartinez dijo...

...las viandas,im-presionantes,como Cudillero, chiquito,pero un bellezón de pueblo, con sus casitas de colores asomándose a una pequeña bahía.El norte es único para el verano.Gracias Karcomen.

Afuña dijo...

Que verdades mas grandes!!! Que fresquito alli arriba!

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...