CARPE DIEM



Dentro de veinte años, lamentarás más las cosas que no hiciste, que las que sí hiciste. Así que, suelta amarras y abandona el puerto seguro. Atrapa los vientos en tus velas. Explora. Sueña. Descubre.


domingo, junio 15, 2008

LA PEREZA Y DARWIN










Nos hemos vuelto perezosos hasta rozar la holgazanería. Vivimos sentados. Apenas nos levantamos ya estamos pegando los cuartos traseros a la taza del wáter. De ahí pasamos a la silla del comedor, para desayunar. Apenas andamos los 10 metros que nos separan de la cochera para volver a dejarnos caer en el asiento del troncomóvil, el cual, nos depositará a escasos 50 metros de la silla de la oficina. De dicha silla nos levantamos apenas 10 minutos para volvernos a sentar en el bar de la esquina a tomar el café de media mañana. Almorzamos sentados, y sentados cenamos. Luego, la tele se ve tal cual, la misa se escucha sentado, los mítines políticos de igual forma- no hay quién los aguante de pie-...y si al llegar el fin de semana entramos a tomarnos una cerveza en cualquier bar y no encontramos una silla, nos ponemos de mal humor. Gandul es nuestro apellido. De seguir así, y si prestamos atención a la evolución darwiniana, de aquí a unas decenas de años, nos saldrán 4 forúnculos en el culo, que, con el correr de los años, se transformarán en las 4 patas de una silla. El hombre forunculado dará pie a toda un nuevo mapa social y entorno vital. Así, de tal guisa, no podremos jugar al fútbol y desaparecerá la liga - ¡ mon dieu!, y con él las quinielas-dios mío-. Se perderán con ellas el motor de nuestras vidas, las ilusiones. Los paseos y alamedas se desvanecerán junto con los paseantes, y ya no se harán caminos al andar, y morirá Machado...
Se evaporarán los pantalones, y con ellos las faltriqueras, ¿ a ver dónde metemos las llaves de casa y las del coche y las monedas para el tabaco y la lista de la compra y...
Las tiendas de caballero nos vestirán sólo de cintura para arriba. Para la otra mitad acudiremos a los tapiceros, que nos llenarán el culo de grapas para cosernos el eskay o la loneta estampada a juego con el sofá.
¿Y el colesterol? ¿Quién rebajará los índices de colesterol sin las caminatas?
¿Y el carril-bici?, ¿ y los que vivan en un 8ª piso? ¿y los fabricantes de medias, y calcetines?
¿ Y Bisbal, que será de Bisbal sin sus saltos de Kung-Fu?
Por favor, muévanse, dejen sus coches a un lado y utilizen sus patitas.
No lo hagan por mi, háganlo por la liga, por las quinielas, por las ilusiones, por el colesterol, por el carril-bici, y sobre todo por Bisbal, por favor, háganlo por Bisbal.

6 comentarios:

Carmonés dijo...

Mala época has escogido para esta "oda al paseo", porque no me dirás que con estos calores se apetece mucho pasear.

Aunque como siempre, en el fondo de tus palabras tienes más razón que un santo, joder si yo cojo el coche pa ir al quiosco por tabaco (que perro soy joder)

David dijo...

Jaja, qué bueno... tampoco habría el juego de la silla.
Me adhiero un poco a Carmonés, soy flojo hasta para ir a un sitio cercano, pero por lo menos complemento con mucho deporte, jeje. ¿Me salva eso?
Un saludo!

laportademanolomartinez dijo...

No,pero si lo de andar no es tanto por lo de la salud física, como por la cantidad de circunstancias que se adhieren a un paseo. Te encuentras con amigos que hace tiempo que no veías, te invitan a una cerveza, cazas una oferta en un escaparate que se te hubiera escapado de ir en el troncomóvil,y ves tu ciudad desde la cercanía de los dos pies en tierra...a ver carmonés , david...loles...serrano...contadme vuestras anexos al paseo.

García Serrano dijo...

Mire Usted, Sr. Martínez, la cercanía al Pueblo déjela para Juan Ávila. ¿Cómo pretende que Serrano se rebuje con los pobres, que es lo que hay por las calles de Carmona? Yo no voy a ningún sitio sin mi "4 x 4".

Y siguiendo su hipótesis científica, la distinción de clase se hará más visible que nunca: los habrá con patitas de simple taburete en el culo y, en cambio, los de alta cuna como mis descendientes tendrán en sus lindas posaderas las bases de un buen banco como Dios manda, de los caros.

Saludos al autor y a sus lectores

laportademanolomartinez dijo...

Ayyyy...Serrano,¿mira que si es verdad lo de tus ascendentes de alta cuna?. ¡Qué deshonra, qué ignominia para alguien con la cabeza tan bien amueblada como tú...permíteme un consejo si esta hipótesis tomara fuerza:emborráchate durante quince días, no temas por el hígado, se regenerará...pero dicen, que la sangre azul con el alcohol acaba enrojeciéndose...inequívoca señal de salud física y mental.
Si me dejas, yo corro con los gastos del tratamiento.

Un fuerte abrazo, y buen verano .

García Serrano dijo...

Quince días no sé si aguantaría. Una noche tenemos que probar.
¡Buen resto de verano, amigo!

quizas te interese

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...